Perú 2019 – Etapa 1 – Lima La Gris, Animales, Guano, Mar y Desierto

De todas la excursiones de un día que se pueden hacer desde Lima, la combinación de las Islas Ballestas y la Reserva Natural de Paracas es posiblemente una de las más completas: animales, mar y desierto en una región con un gran encanto natural. No te pierdas esta joya del Pacífico.

Lima La Gris, Capital del País Multicolor

De una forma u otra es inevitable acabar pasando por Lima en algún momento de cualquier viaje a Perú, así que la pregunta es si merece realmente la pena o no dedicarle algo de tiempo.

2019-09-peru-lima-plaza-san-martin.jpeg

Plaza San Martín bajo el característico cielo gris de Lima

La ciudad en sí misma es un mastodonte que ronda ya los 10 millones de habitantes (es decir, casi un tercio de la población total del país) y que es famosa por su vida multicultural, ambiente nocturno y gastronomía.

2019-09-peru-lima-comida.jpeg

Disfrutando de un buen ceviche en Lima Centro

En mi humilde opinión, creo que solamente vale la pena pararse en Lima si se dispone de bastante tiempo para visitar el resto del país. Aunque tiene un par de zonas bonitas e interesantes (la Plaza de Armas, la Plaza San Martín, los barrios de Barranco y de Miraflores…) no aporta nada que no se pueda encontrar en otras localidades peruanas.

2019-09-peru-lima-plaza-de-armas-2.jpeg

Plaza de Armas de Lima

Nosotros le dedicamos tres días (bueno, realmente dos, porque el primero fue casi íntegramente para la excursión de Ballestas y Paracas).

2019-09-peru-lima-modernismo.jpeg

Modernismos en Lima

Los otros dos días que sí dedicamos a la ciudad los situamos al final del viaje, justo a la vuelta de Cusco. Mi madre y Rosalía estuvieron dos días seguidos y yo intercalé el viaje a la selva por el medio, pero al final vimos lo mismo igualmente.

2019-09-peru-lima-arquitectura-coloquial-1.jpeg

Arquitectura colonial

 

En mi caso, el primer día dormí con ellas en el barrio que llaman Lima Centro, que es donde está la Plaza de Armas, la Catedral, algunas de las casas coloniales más interesantes y los museos más importantes.

Nos alojamos en el Hotel España (110 soles la noche por una habitación triple) que era un museo en sí mismo. Un hotel muy, pero que muy curioso… excéntrico incluso se podría decir.

2019-09-peru-lima-hotel-españa.jpeg

Nuestra planta en el rocambolesco Hotel España

Al volver de la Selva Amazónica me quedé en un hostal de Miraflores limpio y bonito: el Eco Wasi Backpackers (35 soles la noche en dormitorio con desayuno incluido).

2019-09-peru-lima-miraflores.jpeg

Miraflores

Pasé el último día paseando por los barrios de Miraflores y Barranco. Son más tranquilos que el resto de la ciudad, con edificios más bajos y zonas con casas bonitas, pero creo que tampoco es como para renunciar a otras cosas por visitarlos.


Cómo Organizar la Visita a Ballestas y Paracas

Hay varias formas de adentrarse en la Reserva Natural de Paracas y realizar la visita a la propia reserva y a las Islas Ballestas (a unos 20 km de la costa).

Lo más habitual es hacer una parada en el trayecto de Lima a Arequipa y combinarla con otros puntos de interés de la zona, como pueden ser las bodegas de Pisco, las archifamosas líneas de Nazca o la Necrópois de Chauchilla.

Para todo esto se necesita un mínimo de dos días y nosotros no teníamos tanto interés en esa zona como en otras del país, así que decidimos hacer una incursión un tanto exprés de un día desde la capital, Lima. De lo anterior, me quedé con pena de la Necrópolis de Chauchilla, pero perderme las bodegas o las líneas de Nazca no me supuso ningún trauma (estas últimas, en concreto, representan un buen desembolso de dinero y seguro que se ven mejor desde la tele).

Así que en vez de coger el típico tour completo que sale desde Lima, lo montamos nosotros de manera independiente para exprimir al máximo los soles invertidos. No buscábamos nada de lujo, pero sí un guía con buena información y que supiese transmitir su gusto e interés por la zona (¡y lo encontramos!).

2019-08-peru-paracas-playa-la-mina-5-krill.jpeg

Aprendiendo cosas interesantes con nuestro guía

Buceando por Internet, leímos buenas referencias de Ricardo Hernández Moreno (ricardo270159@hotmail.com o +51 945 502 551) y me puse en contacto con él para ver cómo podíamos organizar la visita.

Me ofreció varias posibilidades de 1 o 2 días. Le contesté que únicamente íbamos a dedicar un día a la zona, así que nos íbamos a centrar en Paracas y Ballestas. Me dijo que no había ningún problema, pero que teníamos que llegar a Paracas a las 7 de la mañana para poder hacer los dos recorridos con calma.

El precio me pareció que estaba muy bien: 70 soles por el recorrido por la Reserva de Paracas y 65 por el paseo en barco por las Islas Ballestas. Es decir, un total de 135 soles (unos 35€) cada uno por todo.

2019-08-peru-tour-islas-ballestas-25-piquero-peruano.jpeg

Las Islas Ballestas son la fábrica nacional de guano

Reservamos el billete de autobús de ida y vuelta de Lima a Paracas con Cruz del Sur, una de las mejores compañías de autobuses del país. Cogimos para el bus que sale de Lima de las 03.45, que es la única forma de cubrir los 250 km que separan la capital con Paracas en poco más de tres horas. La vuelta la reservamos para las 16.10 para llegar con tiempo de descansar y dormir antes del vuelo que nos esperaba de madrugada.

Encontré dos boletos de ocasión por 65 soles. No eran butacas VIP, pero para la duración del trayecto tampoco pasaba nada.

¡Todo estaba listo para pasar un día en la región de la costa desértica del Perú!


De Lima a Paracas

Nos levantamos a las 02.15 de la mañana (bastante frescos teniendo en cuenta el tute de transportes del día anterior). En menos de diez minutos estábamos preparados, así que utilicé la wifi del hospedaje para pedir el Uber que nos llevó hasta la estación de Cruz del Sur de Javier Prado por 22 soles (¡A 20 km de nuestro hospedaje! Si es que el tamaño de esta ciudad es una locura).

Any, nuestra anfitriona, nos había dicho que podíamos tardar tranquilamente tres cuartos de hora en llegar, pero al final en poco más de 25 minutos estábamos ya en la estación. Tomamos un amago de desayuno en la gasolinera de enfrente y cuando abrieron el acceso al bus nos acomodamos en unas butacas más cómodas de lo que esperábamos (y eso que no eran las VIP).

El tiempo se me pasó volando entre cabezada y cabezada tanto a la ida como a la vuelta. Ambos buses fueron muy puntuales y extremadamente cómodos en todos los sentidos.


Islas Ballestas: Millones de Aves

Llegamos a la estación de Cruz del Sur de Paracas solamente 5 minutos más tarde de lo previsto, y allí estaba Ricardo esperándonos sonriente con un cartel.

Nos llevó directamente a la zona del embarcadero que está a tiro de piedra de la estación, y pronto conectamos con él: nos pareció muy humilde y alegre.

Al llegar nos entregó los boletos combinados para Islas Ballestas y Paracas. El día había amanecido bastante nuboso, pero aún así había una luz muy especial en el puerto, acompañada de las coloridas embarcaciones y los pelícanos.

2019-08-peru-tour-islas-ballestas-01-puerto.jpeg

Tardamos aún un rato en darnos cuenta de que estábamos delante del Océano Pacífico por primera vez en nuestras vidas (¡ya solo me queda el Océano Glaciar Antártico!) y, al menos por ahora, estaba haciendo honor a su nombre: el agua parecía un plato y la estampa general tenía incluso un aire a muchos de los recuerdos que tengo de a Ría de Arousa en Galicia.

2019-08-peru-tour-islas-ballestas-03-puerto

Ricardo nos puso en la fila para embarcar en una de las lanchas de confianza con las que trabaja. Nuestro guía iba a ser Alberto y, en total, iríamos 18 turistas. Nos recomendó también que nos sentásemos en el lado izquierdo y por la mitad de la embarcación (un consejo totalmente acertado y que pudimos hacer sin problemas ya que estábamos casi de primeros en la fila).

Empezamos el Paseo con Delfines y Pelícanos

Justo cuando íbamos a empezar la excursión empezaron a abrirse algunos claros y la luz del sol peruano nos calentó por primera vez.

2019-08-peru-tour-islas-ballestas-04-puerto

¡Sale el sol!

Alberto, el guía, empezó con las primeras explicaciones, repitiendo todo en castellano y en inglés de una manera muy natural y que no se hizo pesada en ningún momento.

2019-08-peru-tour-islas-ballestas-05

Los primeros animales en visitarnos fueron un grupo de delfines que acompañó a la embarcación un buen rato, saliendo por ambos lados y jugando a nuestro alrededor.

2019-08-peru-tour-islas-ballestas-06-delfines

Para mí no es que fuesen una novedad (además de los habituales arroases en Galicia, tuve buenas dosis de delfines en las Bahamas y las Azores), pero no sé que tienen que siempre me sacan una sonrisa.

Al rato pasamos por un pequeño saliente de la península de Paracas donde había una buena legión de Pelícanos Peruanos.

2019-08-peru-tour-islas-ballestas-08-pelicanos-peruanos.jpeg

Tenían una variedad de colorido muy curiosa y estaban todos muy tranquilos, como si acabasen de despertarse… Casi mejor así que sobrevolando nuestras cabezas con alto riesgo de impacto.

Llegamos al Famoso Candelabro

Dejando atrás los pelícanos, continuamos navegando por la costa noreste de la península de Paracas. Poco a poco el colorido rojo de la tierra iba haciéndose más patente (¡y eso que el cielo aún estaba bastante nublado!).

No podía evitar pensar en lo bonito que iba a ser el recorrido por esas arenas desérticas: ¡Me chiflan los desiertos!

2019-08-peru-tour-islas-ballestas-09-vistas-paracas

Pero por muy bonito que fuese el color de la tierra, sin duda la estrella de esta primera parte del recorrido en barco hacia las Islas Ballestas es el Candelabro.

El Candelabro de Paracas (también Cactus o Tridente) es un inmenso petroglifo tallado en la costa norte de la península. Mide 128 metros de alto y 74 de ancho.

2019-08-peru-tour-islas-ballestas-10-candelabro

No se sabe con exactitud cuál era su función, pero sí hay varias teorías que van de muy alocadas a más sensatas: por un lado se dice que es un vestigio de un aterrizaje alienígena relacionado con las líneas de Nazca, pero también que fue construido como elemento relacionado con la navegación.

Sea como sea, la teoría más aceptada es que se corresponde con algún tipo de ritual pre-Inca representando un cactus y que los sacerdotes de las eras Paracas y Nazca veneraban el sol desde ese mismo punto.

Su estado de conservación es excelente gracias al clima desértico de la zona en la que la lluvia es algo totalmente anecdótico.

Nos paramos un buen rato a mirarlo con calma mientras Alberto nos contaba toda esta información y mucha otra.

La vista fue todavía mejor a la vuelta, cuando el sol había salido por completo y el cielo azul acompañaba al intenso colorido de la tierra de Paracas.

2019-08-peru-tour-islas-ballestas-34-candelabro

Un majestuoso monumento que iba a dar paso a la inmersión total en el mundo animal de las islas.

Islas Ballestas: Maravilla Geológica

Desde el Candelabro tardamos un rato en aproximarnos a las islas que estaban ocultas bajo una bruma marítima que les daba un aspecto místico y de película de náufragos.

2019-08-peru-tour-islas-ballestas-12-llegando-islas

Nada más llegar al archipiélago se pueden apreciar las maravillosas formaciones rocosas naturales que son tan características de estas islitas del Pacífico.

En cualquiera de ellas se puede encontrar por lo menos un arco natural digno de quedarse boquiabierto…

2019-08-peru-tour-islas-ballestas-13-las-islas

… a lo que hay que sumar los innumerables caprichos de la naturaleza que hacen de este lugar algo para recordar, y no solo por su fauna.

2019-08-peru-tour-islas-ballestas-16-las-islas

Islas Ballestas: Fábrica de Guano

Pero si hay algo por lo que son famosas estas islas es por el, como diría nuestro guía, Popó de Ave.

Y es que sí, las islas ballestas son una fábrica incesante de guano de la mejor calidad y los responsables son en gran parte los Cormoranes Guaneros que se pueden contar por miles (aunque la sensación a simple vista sea de miles de millones).

2019-08-peru-tour-islas-ballestas-26-piquero-peruano-y-guanero.jpeg

¡Invasión!

Estos pájaros expertos en hacer caca de calidad no dejaron de sobrevolarnos en gran parte del circuito. De ahí que recomienden llevar un buen gorro y un poncho de plástico para evitar ser víctima del Chernobyll del Pacífico.

En nuestro grupo solo hubo un “agraciado”, dejando la probabilidad de ser bendecido con la magia del cormorán en 1/18. Algunos dirán que es síntoma de buena suerte, pero yo estoy contento de que no me tocase la lotería.

A pesar de que las Ballestas sean, de alguna forma, las islas oficiales del guano de Perú, hay muchas otras aves en el archipiélago que me gustaron mucho más que los susodichos cormoranes del popó.

El Cormorán de Patas Rojas fue el que más me llamó la atención. Alberto nos explicó que la población había disminuido bastante en los últimos años y que muchas veces no era posible verlos.

2019-08-peru-tour-islas-ballestas-19-cormoran-patas-rojas.jpeg

Tuvimos bastante suerte porque nos encontramos con dos parejas: una al llegar a las islas y otra antes de irnos, como si se hubiesen colocado estratégicamente para saludarnos y despedirnos.

2019-08-peru-tour-islas-ballestas-21-cormoran-patas-rojas

Fue muy gracioso el momento en el que los Pingüinos de Humboldt hicieron su entrada en escena. Un pequeño grupo estuvo paseándose por lo alto de un arco de piedra hasta que se juntaron con otros dos que iban solos.

2019-08-peru-tour-islas-ballestas-18-pinguinos-humboldt.jpeg

Finalmente, se acercaron todos al borde la roca para dejarnos observarlos con calma y juntos. ¡Son una monada!

2019-08-peru-tour-islas-ballestas-17-pinguinos-humboldt

Los Piqueros Peruanos también me parecieron unas aves formidables. Había miles de ellos, en grandes colonias monotemáticas y a veces entremezclados con otras aves.

2019-08-peru-tour-islas-ballestas-22-piquero-peruano.jpeg

Dominaban cada roca, cada arista, cada arco, cada cabo… Completamente omnipresentes en las islas y surcando el cielo.

2019-08-peru-tour-islas-ballestas-23-piquero-peruano

Y, por último, me parecieron muy cucos los Zarzillos. Vimos muy pocos y en general pasaban desapercibidos al estar mezclados con otras aves, pero vale la pena fijarse para distinguirlos entre todo el gallinero.

2019-08-peru-tour-islas-ballestas-27-zarzillo

No todo son Aves en las Ballestas

Sin duda, los Lobos Marinos que se dejan caer por las Ballestas son el contrapunto a tanto pájaro. Estos enormes mamíferos se pavonean de los visitantes que surcamos las aguas del archipiélago pasando olímpicamente de nosotros.

2019-08-peru-tour-islas-ballestas-28-lobos-marinos.jpeg

Nos cruzamos con varios grupos. Algunos solo de hembras pero otros con su respectivo macho dominante (un animal enoooorme, y más bien feúcho si lo comparamos con las hembras).

2019-08-peru-tour-islas-ballestas-30-lobos-marinos

En casi todas las ocasiones estaban durmiendo y algunas veces en posiciones un tanto complicadas o, a mi juicio, dolorosas.

2019-08-peru-tour-islas-ballestas-31-lobos-marinos.jpeg

¡Menudos ángulos!

Otros en cambio estaban aprovechando la mañana para darse unos buenos chapuzones y jugar con sus compañeros de colonia.

2019-08-peru-tour-islas-ballestas-29-lobos-marinos

Me acordé de dos años atrás, cuando visité la colonia de focas (o leones marinos, o lobos de mar, no sé; sigo sin aclararme) de Cape Cross, en la costa de Namibia.

Dos lugares completamente diferentes (¡y en distintos océanos!) pero que estaban unidos por el mismo animal: momentos viajeros unidos en el espacio-tiempo.

El viaje de regreso al puerto lo hicimos de golpe, a toda velocidad y sin paradas. Poco a poco salimos de la bruma que engullía a las islas para llegar a la zona de Paracas con un cielo completamente azul y despejado.

2019-08-peru-tour-islas-ballestas-35-flamencos.jpeg

Pelícanos volando en sintonía

La costa de la península estaba realmente preciosa y los pájaros parecían estar más activos que dos horas antes.

2019-08-peru-tour-islas-ballestas-33-vistas-paracas

Un estupendo cierre para nuestra primera excursión en Perú.


Reserva Natural de Paracas: Millones de Colores

En el embarcadero estaba Ricardo esperándonos para llevarnos a la Reserva de Paracas. Íbamos a juntarnos con 6 personas más para ir en dos coches conducidos por él mismo y por su socio, Pedro.

2019-08-peru-paracas-lagunillas-playa.jpeg

Colores vivos en Paracas

Sin perder el tiempo, fuimos al centro de Paracas a buscar al grupo que se iba a unir a nosotros para explorar la reserva. ¡Casi muero de la risa al descubrir que eran 6 chicos de Pamplona que habían estudiado en el Navarro Villoslada! Incluso algunos de ellos habían estado en el instituto como alumnos el primer año que trabajé yo allí como profesor… ¡Caprichos del destino!

Playa La Mina: Las Eras Geológicas

La primera parada que hicimos fue en la Playa La Mina. Se caracteriza por tener un agua bastante fría debido a la corriente de Humboldt. Cuando llegamos teníamos una temperatura bastante agradable, así que metí las piernas hasta las rodillas.

2019-08-peru-paracas-playa-la-mina-1

Fui el único del grupo que se animó a hacerlo, y de haber tenido el bañador conmigo me habría dado un buen chapuzón: ¡estaba bastante buena!

2019-08-peru-paracas-playa-la-mina-2

Otra curiosidad de esta playa es que se pueden distinguir perfectamente dos eras geológicas diferentes pero situadas al mismo nivel debido a movimientos sísmicos. Muy interesante.

2019-08-peru-paracas-playa-la-mina-4

Después de las interesantes explicaciones de Ricardo y la satisfacción de haber metido los pies por primera vez en el Pacífico, pusimos rumbo a nuestra siguiente parada.

Lagunillas: Pescado del Pacífico

Este pequeño reducto de pescadores tiene un malecón relativamente cuco y una serie de restaurantes nada baratos para los estándares de Perú, pero con buena comida marina y de calidad certificada.

2019-08-peru-paracas-lagunillas-mirador-1

Bahía de Lagunillas

Nosotros nos acomodamos en El Ché por recomendación de Ricardo. El restaurante es muy bonito, con vistas al mar y una decoración sencilla pero muy acogedora.

2019-08-peru-paracas-lagunillas-restaurante-el-che-2

La camarera vino a decirnos qué platos tenían y cuántos de cada tipo. Mi madre y yo rápidamente optamos por el Cabrillo. Solo tenían para 5 personas, y Ricardo nos lo había recomendado especialmente antes de embarcar para las Islas Ballestas.

2019-08-peru-paracas-lagunillas-restaurante-el-che-3-cabrillo

Manjar del mar

La elección fue más que acertada. ¡Estaba delicioso! Pagamos 45 soles cada uno por este suculento pez de roca, pero valió la pena.

Después de comer dimos una pequeña vuelta por los alrededores del restaurante y subimos a un mirador desde el que se podía ver la península de Paracas y también todas las embarcaciones de Lagunillas.

2019-08-peru-paracas-lagunillas-mirador-2.jpeg

La Playa Roja: Shock de Colorido

Relativamente cerca de Lagunillas está esta playa de impactante color rojizo, única en todo el litoral Peruano.

2019-08-peru-paracas-playa-roja-1

Su color rojo se debe a los fragmentos de rocas arrastradas por las olas que impactan contra el macizo de la punta contigua (tiene un tipo de roca llamada Granodiorita Rosada que contiene magma solidificado en su interior). Por este motivo, su arena no es renovable y está prohibida su extracción e incluso bajar a la playa.

2019-08-peru-paracas-playa-roja-2

Es una pena no poder pisarla, porque realmente es fantástica, pero por otro lado está bien apartar ciertos entornos naturales del poder destructivo de los humanos. De todas formas, se puede apreciar perfectamente desde arriba.

La Catedral: La Naturaleza no Perdona

Desde este mirador se podía ver un impresionante arco que unía el continente con una columna natural que parecía salida del mar. Una vez más, todo gracias al proceso lento de la erosión.

Sin embargo, llegamos tarde… Este símbolo inconfundible de Paracas se derrumbó como consecuencia del terremoto de 2007.

2019-08-peru-paracas-la-catedral.jpeg

Aún así, a pesar de no existir el arco con su bóveda, las vistas siguen siendo lo suficientemente buenas como para merecer una breve parada.

Playa Supay: Cambio Radical de Colorido

Del rojo profundo de la Playa Roja nos trasladamos a la mezcla de blancos, grises y amarillos de la Playa Supay, una preciosidad.

2019-08-peru-paracas-playa-supay-2.jpeg

La playa debe su nombre al Supay o Diablo Andino, un dios-demonio originario de las mitologías Aymara e Inca que habita las profundidades de la tierra y el inframundo de los muertos.

2019-08-peru-paracas-playa-supay-1

La vista fue impactante: el intenso color azul del Pacífico chocando contra los claros colores de la arena y la roca de la playa. Una verdadera pasada.


El Chaco: El Corazón Comercial de Paracas

Al salir de la Reserva Natural fuimos directamente hasta el hostal en el que se alojaba el grupo de Pamplona. Ellos se quedaban un día más en la región, pero nosotros teníamos que regresar a Lima en el autobús de las 16.10.

2019-08-peru-paracas-fosiles.jpeg

Fósiles en Paracas

Ricardo y Pedro iban a llevarnos hasta la estación, pero faltaba casi una hora y media para que saliese el bus y estábamos a menos de 15 minutos a pie, así que decidimos quedarnos ahí mismo y pasear un rato por la zona conocida como El Chaco.

2019-08-peru-paracas-el-chaco-1.jpeg

No es que sea una maravilla del universo, pero sí es un lugar agradable para dar un paseo junto al mar rodeados por el buenrollismo de muchos de sus restaurantes y locales y las diversas tienduchas de artesanía y titadas.

2019-08-peru-paracas-el-chaco-2.jpeg

Primeros carteles “curiosos” que vemos en Perú

Cuando ya se nos acababa el tiempo, fuimos hasta la estación de Cruz de Sur para coger el autobús de regreso a Lima que, una vez más, fue increíblemente puntual.

¡No llevábamos ni 24 horas en Perú y ya estábamos en plena acción!

2019-08-peru-paracas-playa-la-mina-6.jpeg

¡Empieza la aventura!

Próxima parada: Cajamarca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s