Eslovenia 2018 – Primeras Escapadas: Bled y Skofja Loka

Dos excursiones de un día que son perfectas para empezar a disfrutar de los encantos de Eslovenia más allá de Ljubljana: ¡naturaleza e historia al alcance de todos!

Aprovechando las buenas comunicaciones que tiene Ljubljana con el resto del territorio, investigué qué sitios eran viables para visitar utilizando el transporte público y así dejar para los días que tenía pensado alquilar coche los más remotos, inaccesibles o peor comunicados.

Bled y Skofja Loka aparecieron rápidamente en el mapa como dos opciones que me iban a permitir de disfrutar de lo que realmente más me gusta: la naturaleza. Sin dudarlo ni un segundo, investigué los horarios y planifiqué mis dos primeras escapadas.

BLED

Además de Ljubljana, es probablemente el sitio que nadie deja atrás en una visita a Eslovenia. Este precioso lago alpino con su castillo, isla y miradores enamora a cualquiera que se deje caer cerca de sus aguas (sobre todo si el clima acompaña).

2018-07-eslovenia-bled-jezero-18-blejski-grad.jpeg

Castillo y lago de Bled

El lago se creó hace unos 14000 años cuando el agua proveniente de un glaciar inundó la depresión de tierra en la que se encuentra. Por otra parte, el pueblo data del año 1004.

Está situado a poco más de 50 km de la capital y la forma más rápida de llegar es por carretera (tanto en coche privado como en autobús). Desde Ljubljana hay autobuses prácticamente cada hora y la estación de autobuses de Bled está perfectamente ubicada en el centro del poblado, muy cerca del lago. También se puede ir en tren (que es además bastante barato) pero la estación está algo más alejada.

Soteska Vintgar: Una Garganta junto a un Lago

2018-07-eslovenia-bled-soteska-vintgar-04.jpeg

Al igual que ocurre en Ljubljana, Bled no se limita solo a su atractivo principal (el lago, evidentemente). Hay más cosas que visitar en las cercanías por lo que conviene planificar bien el tiempo.

Yo tenía claro que quería empezar por esta garganta, situada a unos 5 km de la parada de autobuses. Para llegar sin transporte privado, conviene llegar en autobús a Bled bastante temprano e informarse sobre el autobús que lleva hasta la garganta (y que cuesta… 1€!) Como el primero sale a las 10 de la mañana, yo cogí el autobús en Ljubljana a las 8, así llegué a Bled a las 09.15 y me dio tiempo a desayunar con calma antes de ir a la garganta.

En sitios como este con una gran afluencia de turistas, es muy importante madrugar para no perderse en las multitudes. Gracias al madrugón, a las 10.30 estaba ya empezando a caminar por esta impresionante garganta de 1600 metros de longitud y muros de entre 50 y 100 metros de altura.

2018-07-eslovenia-bled-soteska-vintgar-10-slap-sum.jpeg

Slap Slum, la cascada del final de la garganta

La entrada se coge en una caseta de madera junto al inicio (5€ general, 4€ reducida). Tuve la suerte de ser de los primeros en empezar el recorrido por lo que puede disfrutar de la garganta sin las hordas de selfi-turistas que me encontraría en el camino de vuelta.

2018-07-eslovenia-bled-soteska-vintgar-02.jpeg

El inicio es tranquilo. Se empieza en una zona bastante ancha siguiendo una pasarela de madera muy bien acondicionada y respetuosa con el entorno (aunque probablemente muy resbaladiza si ha llovido antes).

2018-07-eslovenia-bled-soteska-vintgar-01

Poco a poco vamos adentrándonos en las profundidades de la garganta a medida que el río se vuelve más salvaje y las paredes se estrechan cada vez más.

Cruzaremos partes con mucha vegetación y también auténticos desfiladeros. ¡Naturaleza pura para empezar bien el día!

2018-07-eslovenia-bled-soteska-vintgar-05.jpeg

Al final del recorrido, hay una caseta con un bar y unos baños y, pasando un poco de largo, se puede bajar con cuidado hasta los pies de la Slap Sum (Catarata Sum), donde se acaba el paseo.

2018-07-eslovenia-bled-soteska-vintgar-11-slap-sum.jpeg

Slap Slum

El camino de vuelta no fue tan placentero. Lo que había sido una hora de caminata tranquila haciendo fotos y disfrutando del paisaje era ahora un atasco continuo de gente con palos selfie, obstruyendo los puentes y sitios más estrechos para hacerse fotos con… ¡un helecho corriente!

En fin… ¡qué bien sienta madrugar! Tardé más en deshacer el camino por culpa de los tapones de gente que lo que me costó llegar a la catarata a paso de tortuga.

2018-07-eslovenia-bled-soteska-vintgar-08

¡Qué gusto disfrutar de un sitio así sin masificación de gente!

Para volver a Bled se me presentaban dos opciones: esperar una hora y media hasta el siguiente autobús, o seguir una ruta caminando de 5 km muy fácil y muy recomendable. No dudé en optar por la segunda opción.

2018-07-eslovenia-bled-soteska-vintgar-12-camino-a-bled

Camino a Bled

Es importante saber que no se trata de una ruta señalizada, por lo que es necesario usar el gps (el del móvil suficiente, yo seguí las indicaciones de maps.me) para evitar la carretera y llegar bien a nuestro destino.

2018-07-eslovenia-bled-soteska-vintgar-13-camino-a-bled

Además de atravesar campos y fincas, la caminata nos llevará por pequeños núcleos urbanos hasta la estación de tren Bled Jezero, desde donde las vistas del lago son ya espectaculares.

2018-07-eslovenia-bled-soteska-vintgar-15-camino-a-bled

Una vez aquí, conviene bajar hasta el camping, que está situado en el extremo oeste del lago.

2018-07-eslovenia-bled-jezero-02

Zona de baño del Camping de Bled

Es un sitio ideal para relajarse, descansar un rato y darse un baño antes de la gran caminata del día: ¡la subida a los miradores de Bled!

Velika y Mala Osojnica: Dos Miradores para quedar Boquiabierto

Aunque puede parecer el típico sitio para gente que solo busca relax o apoltronarse junto al agua del lago, la ruta a los miradores de Bled es una ruta para sudar un poco la camiseta (sobre todo si el día es extremadamente caluroso y húmedo como me pasó a mí).

  • Distancia: 4,5 kilómetros (circular)
  • Desnivel: +340 m / -340 m
  • Altitudes Mínima y Máxima : 485 m / 756 m
  • Tiempo Efectivo Caminando: 2h

El inicio de la ruta está perfectamente marcado con un poste de madera en la cercanía del camping. Hay que seguir el camino que se introduce de lleno en el bosque.

2018-07-eslovenia-bled-jezero-03-ruta-velika-osojnica

Inicio del sendero

Realmente es todo subida sin parar. Tiene la ventaja de que hacemos prácticamente todo el recorrido protegidos por los árboles, pero aún así la combinación humedad+calor puede ser aplastante.

2018-07-eslovenia-bled-jezero-04-ruta-velika-osojnica

Se sude lo que se sude, la caminata tiene premio asegurado. Conviene ir directos hasta el mirador de Velika Osojnica, situado a 756 metros de altitud (lo que le da una prominencia sobre el lago de más de 250 metros de altura).

2018-07-eslovenia-bled-jezero-06-velika-osojnica

A-L-U-C-I-N-A-N-T-E

Un lugar privilegiado para sentarse a merendar con las vistas del lago y los Alpes de Kamnik. Tuve la suerte además de estar totalmente solo y poder disfrutar de una hora de auténtico relax, viendo las nubes pasar y cambiar la iluminación de la escena.

Las vistas hacia el lado opuesto no son menos espectaculares y nos dan un increíble vistazo a lo verde que es Eslovenia. ¡Simplemente alucinante!

2018-07-eslovenia-bled-jezero-07-velika-osojnica

Yo con esto ya me daba por satisfecho, pero aún me esperaba otra parada que me haría babear. Retrocediendo hasta una pequeña llanura con un banco, se puede continuar hacia la derecha para llegar al mirador de Mala Osojnica, situado a 685 metros de altitud.

2018-07-eslovenia-bled-jezero-10-mala-osojnica.jpeg

Vistas desde el segundo mirador

A pesar de estar 70 metros por debajo del anterior, creo que las vistas son aún mejores.

Me habría quedado otra hora en este mirador, pero al final quería completar también el rodeo al lago y no se trataba de un sitio tan apartado y recogido como el anterior.

Cuesta decidirse por uno o por otro… al final lo mejor es ir a los dos y disfrutar de sus semejanzas y de sus diferencias.

2018-07-eslovenia-bled-jezero-11-mala-osojnica

Desde aquí se llega con facilidad a la orilla del lago, bajando primero por unas escaleras muy verticales y siguiendo el camino, siempre en progresivo descenso hasta que volvamos a la carretera.

2018-07-eslovenia-bled-jezero-12-mala-osojnica-bajada

Stairway to… ¿hell?

Paseando junto al Lago

No hay que hacer grandes esfuerzos para disfrutar de esta zona. Aunque nos limitemos solo a pasear junto al lago nos iremos con la sensación de que ha valido la pena desplazarse hasta Bled.

Una de las actividades más típicas es ir en bote hasta la islita en la que se encuentra la Cerkev Sv Marija Bozja (Iglesia de la Asunción). Se puede alquilar un bote o pagar a una de las góndolas públicas que van y vienen continuamente.

2018-07-eslovenia-bled-jezero-14-blejski-otok.jpeg

Iglesia y Castillo de Bled

Inicialmente tenía pensado ir hasta la isla, pero como la iglesia estaba en obras y ya había hecho bastante esfuerzo este primer día de excursión por Eslovenia, decidí pasear tranquilamente por la orilla disfrutando de las vistas tanto de la isla (Blejski Otok) como del castillo (Blejski Grad), hasta llegar de nuevo al pueblo.

2018-07-eslovenia-bled-jezero-15-blejski-otok-grad.jpeg

Las vistas tanto de una como del otro son magníficas casi desde cualquier punto del lago, y además están acompañadas por las montañas de fondo, ¡una estampa perfecta!

Antes de coger el autobús de vuelta a Ljubljana, me paré en una terraza con sombra junto al lago para probar el postre local que me había recomendado mi amiga Manca: Kremsnita.

2018-07-eslovenia-bled-jezero-19-kremsnita

Delicioso 😀

Ñam ñam.


SKOFJA LOKA

Situado a unos 20 kilómetros al noroeste de Ljubljana, este pueblo es uno de los más antiguos de toda Eslovenia pues está documentado desde el siglo X. La visita al núcleo histórico es relativamente rápida ya que todo está muy cerca de Mestni Trg, y las distancias son irrisorias. Pero se pueden hacer más cosas en Skofja Loka además de callejear…

2018-07-eslovenia-skofja-loka-mestni-trg-1.jpeg

Mestni Trg, en Skofja Loka

El servicio de tren desde Ljubljana funciona muy bien (y son solo 25 minutos). La estación de tren queda algo a desmano pero hay un autobús que la conecta con la parte vieja con un horario bastante cómodo.

Lubnik: Mi primera Cima Eslovena

Lo bueno de la zona es que hay bastantes posibilidades para hacer trekkings o rutas en bici. Yo, como suele ser habitual, me decanté por lo primero y fijé rápidamente mi atención en Lubnik, un monte de 1025 metros de altitud al que se puede acceder desde el centro del pueblo.

  • Distancia: 13 kilómetros (ida y vuelta)
  • Desnivel: +750 m / -750 m
  • Altitudes Mínima y Máxima : 360 m / 1025 m
  • Tiempo Efectivo Caminando: 3h

Empezando en Mestni Trg, nos tenemos que dirigir al castillo y subir las escaleras que quedan a su izquierda para coger la pista que sale hacia la derecha. Pronto habremos dejado el pueblo atrás y estaremos caminando por unos preciosos prados que nos llevarán hasta la entrada de un bosque mientras subimos y bajamos alguna pequeña colina.

2018-07-eslovenia-skofja-loka-lubnik-09

Antes de meternos entre los árboles, podemos ver la cima de Lubnik con el refugio Dom Na Lubnik en lo alto. ¡Ahí es hasta donde tenemos que llegar!

2018-07-eslovenia-skofja-loka-lubnik-11.jpeg

El refugio Dom Na Lubnik en lo alto de la colina

Ya en el bosque, el camino es fácil de seguir prestando atención a una especia de marcas en los árboles que, en el fondo, dan un poco de mal rollo porque parece que nos estamos adentrando en terreno de meigas y trasnos.

2018-07-eslovenia-skofja-loka-lubnik-02.jpeg

Cuando salgamos a la carretera, hay que continuar por una escalera de madera que sube montaña arriba y que está indicada con un porrón de carteles (entre ellos uno que indica “Lubnik”).

2018-07-eslovenia-skofja-loka-lubnik-03

A partir de aquí, el camino sigue ascendiendo sin demasiadas vistas ya que iremos por el bosque siguiendo las marcas de colores de los árboles.

2018-07-eslovenia-skofja-loka-lubnik-04.jpeg

Antes de llegar a la cima, una señal indica que ya estamos pasando los 1000 metros de altitud, por lo que el final del ascenso se encuentra bastante cerca.

2018-07-eslovenia-skofja-loka-lubnik-05.jpeg

La ruta concluye justo en lo alto de la colina, junto al refugio. Desde aquí hay unas vistas maravillosas de todo el valle y del sistema montañoso de la zona de Skofja Loka.

2018-07-eslovenia-skofja-loka-lubnik-06

Vistas desde lo alto de Lubnik

Es cierto que no se trata de una ruta muy dura, pero me volvió a tocar otro día bastante caluroso, por lo que al llegar me saqué la camiseta y la tuve que poner a secar en una piedra. Aproveché el descanso para almorzar tranquilamente con las vistas desde este primer pico de más de 1000 metros coronado en Eslovenia.

2018-07-eslovenia-skofja-loka-lubnik-07

El camino de descenso lo hice a buen ritmo ya que la pendiente no es muy complicada. Me pareció muy curioso un árbol con la palabra Loka pintada y una especia de cara siniestra en el círculo de color que marca la ruta. ¡Podría ser perfectamente la publicidad de cualquier club nocturno!

2018-07-eslovenia-skofja-loka-lubnik-08.jpeg

Aunque los últimos veinte minutos del camino de regreso me coincidieron con la hora punta de sol y calor extremo, hay que reconocer que las tonalidades de verde de la hierba y los árboles eran impresionantes.

2018-07-eslovenia-skofja-loka-lubnik-10.jpeg

¡Una bonita ruta para empezar el día con energía!

Paseando por El Pueblo

Con las pilas recargadas después del trekking mañanero, empecé a recorrer con calma el casco histórico de Skofja Loka.

La primera parada fue, por cercanía, el castillo (Loski Grad).

2018-07-eslovenia-skofja-loka-loski-grad-1.jpeg

La mayor parte de la construcción data del siglo XVI, ya que lo que había antes quedó prácticamente arrasado en su totalidad por el terremoto. Se puede entrar a visitar el museo pero yo me limité a rodearlo por fuera.

Como está bastante elevado en comparación al resto del pueblo, hay unas bonitas vistas de todas las casas enclavadas en el pequeño valle. ¡Visto así parece un pueblo de juguete!

2018-07-eslovenia-skofja-loka-loski-grad-2-vistas.jpeg

Casitas de Skofja Loka

Mi siguiente parada fue la Zupnijska Cerkev Sv Jacob (Iglesia de Santiago) del siglo XV. Está situada en una pequeña plazoleta a continuación de Mestni Trg.

2018-07-eslovenia-skofja-loka-Zupnijska-Cerkev-Sv-Jacob

Y es que Mestni Trg es la arteria principal de Skofja Loka. En esta plaza tenía lugar el antiguo mercado medieval y destaca especialmente por sus curiosas casas de colores, algunas de ellas decoradas con frescos barrocos. Es un lugar con una atmósfera peculiar, muy tranquilo y luminoso.

2018-07-eslovenia-skofja-loka-mestni-trg-2

Al final de la plaza se encuentra el monumento barroco a la Virgen María, construido en 1751 en agradecimiento por el cese de la peste y el fuego.

2018-07-eslovenia-skofja-loka-mestni-trg-3

Saliendo de Mestni Trg hacia el norte, tenemos la oportunidad de disfrutar de la mejor vista del Kapucinski Most (Puente de los Capuchinos). Este puente de piedra fue construido por el obispo Leopoldo a mediados del siglo XIV el cual, curiosamente, murió ahogado al caerse de este mismo puente por montar a caballo sin protección.

Es uno de los monumentos de este tipo mejor conservados de toda Europa Central.

2018-07-eslovenia-skofja-loka-kapucinski-most.jpeg

Para despedirme de Skofja Loka me acerqué hasta el pequeño y antiguo barrio de Pustal. Una profesora de infantil que iba con sus alumnos en el tren me había recomendado que no me fuese del pueblo sin dar una vuelta por esta parte.

Partiendo de que no tiene nada demasiado especial, me gustó encontrar un rincón con bonitas casas bajas y una especie de pequeña presa con un par de cascadas diminutas donde la gente aprovecha para darse un baño.

2018-07-eslovenia-skofja-loka-pustal.jpeg

No me extraña… ¡En este país hace un calor húmedo en verano que invita a estar todo el día en remojo!

Después de tanto caminar, puse rumbo de vuelta a Ljubljana para coger un autobús que me llevase al aeropuerto. Había decido alquilar un coche un par de días para ventilarme el mayor número de cuevas y castillos que pudiese, ya que en transporte público es complicado; y en el aeropuerto los precios y horarios eran los más convenientes.

Tras dos días de caminata continua, me esperan dos jornadas de movimiento pero a golpe de pedal: ¡Primer Roadtrip Esloveno!

2018-07-eslovenia-bled-soteska-vintgar-14-camino-a-bled.jpeg

Me encanta esta señal… ¡No me canso de hacerle fotos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s