Irán 2017 – Etapa 2 – Isfahan: La Mitad del Mundo (Y Un Poco Más) – Día 2

“A ver qué aventuras nos ocurren hoy”. Ése es el espíritu con el que también salimos de casa nuestro segundo día en Isfahan, y no íbamos desencaminados. Una vez más, descubrir esta ciudad no es solo ver preciosos monumentos, es adentrarse de lleno en su vida diaria y disfrutarla al máximo.

El Interesante Camino hasta el Puente Pol-e Khaju

Después de la idea general de Isfahan que nos hicimos ayer parece asequible poder abarcarla en dos días completos, pero creo que la opción de tres días que hemos planeado es mucho más acertada. No es una ciudad con unos cuantos monumentos que visitar y ya. Isfahan es claramente una ciudad para vivirla en todas sus dimensiones, y estábamos dispuestos a llevar esta idea hasta sus extremos.

2017-04-iran-isfahan-jolfa-edificio-geometria

Taxi de Isfahan y Edificio Geométrico en Jolfa

Salimos de casa por la mañana con tranquilidad, a las 9, para empezar a caminar evitando el calor que claramente iba a hacer en las horas centrales del día. Así como ayer habíamos cruzado el río por el puente Pol-e Si-o-Seh, hoy quisimos hacerlo por el Pol-e Khaju (Mehrdad nos había recomendado no perdernos el puente en sus versiones diurna y nocturna).

Por el camino nos encontramos con una agencia de viajes así que aprovechamos para entrar para ver si podíamos dejar cerradas el vuelo de Noe de Shiraz a Tehran para volver a España y mis desplazamientos de Kerman a Mashhad y de Mashhad a Tehran.

La agencia se llama Kajaveh Tour & Travel y todas las chicas que trabajan en ella son mucho más que amables, eficientes y dispuestas a ayudar. A Noe le encontraron un vuelo que cuadra perfectamente con nuestro plan por 48 USD y a mí me consultaron horarios y precios de trenes, autobuses y vuelos. Al final, haré en autobús el trayecto Kerman-Mashhad porque el avión era muy caro y me encontraron un tren de Mashhad directo a Qazvin (para visitar el Valle de Alamut sin tener que parar en Tehran) en coche cama por 30 USD. ¡Magnífico!

El propio paso por la agencia fue una nueva experiencia humana enriquecedora. Nos trataron como nunca habría ocurrido en Europa.

Al rato estábamos de nuevo en el genial parque que acompaña al cauce del Río Zayandeh y seguimos caminando hacia el este, dejando atrás el Pol-e Si-o-Seh hasta llegar al más pequeño y modesto (150 metros de largo y 21 arcos) Pol-e Chubi que fue encargado por el Shah Abbas II en 1665.

2017-04-iran-isfahan-pol-e-chubi

El hermano menor de los puentes: Pol-e Chubi

Desde este puente se empieza a atisbar la extraordinaria belleza de Pol-e Khaju, construido también por el Shah Abbas II. Funciona como una presa y en cierta manera se parece a Pol-e Si-o-Seh debido a sus bonitos arcos y dos niveles, pero éste está mucho más elaborado y decorado.

2017-04-iran-isfahan-pol-e-khaju-1

Pol-e Khaju: ¡Precioso!

También parece que los encuentros sociales son aún mayores en este puente. Nada más llegar se nos acercaron dos señores que se presentaron (ambos) como Mr. Reza. Solo querían saludarnos, decirnos que eran conductores de autobuses y que les sacásemos una foto.

2017-04-iran-isfahan-pol-e-khaju-5.jpeg

De repente otras tres personas se acercaron a saludarnos y sin darnos cuenta teníamos un pequeño corrillo de gente local sonriéndonos y dándonos la bienvenida a Irán e Isfahan. Creo que nunca había tenido una comitiva tan fantástica y eufórica.

Estuvimos un buen rato recorriendo el puente por sus dos niveles. En la parte baja hay muchos huecos con techos arqueados donde la gente suele cantar canciones tradicionales aprovechando la buena acústica del lugar.

2017-04-iran-isfahan-pol-e-khaju-2

Grupillos de amigos en el puente

En la parte superior es donde los encuentros sociales son más patentes y se ve claramente cómo la gente local disfruta de su puente, de su ciudad y de su socialización. Un bonito retrato de la vida cotidiana en Isfahan.

Hola, ¿Venís a Comer con Nosotros?

Sin darnos cuenta era la una de la tarde y el hambre acechaba. Caminamos desde el Pol-e Khaju hacia la Plaza Naqsh-e Jahan por unas callejuelas poco céntricas buscando algo de tranquilidad y mucha sombra. La jugada salió redonda porque llegamos a las cercanías por una esquina poco habitual que nos permitió ver la Masjed-e Imam (a la que hoy tampoco hemos podido entrar porque “los tontos siguen rezando”) desde un ángulo totalmente nuevo.

2017-04-iran-Isfahan-masjed-e-imam-trasera.jpeg

Y de repente, mientras hacía una foto de la mezquita, conocimos a un señor y una chica muy sonrientes que después de hablar 5 minutos con nosotros nos invitaron a ir a comer con ellos a un sitio de comida tradicional de Irán y, en concreto, de Isfahan. ¡Planazo!

El restaurante en cuestión está en el Bazar-e Bozorg, muy cerca de la Qeysarieh Portal (la entrada principal al bazar desde Naqsh-e Jahan), y se llama Restaurant Sonati Tarekhi.

Decidimos pedir tres platos diferentes para compartir entre los dos y así poder probar varias cosas. Empezamos con una Ensalda Shirazi (pepino, tomate y cebolla con menta seca, limón y aceite de oliva) y de segundo Chelo Kebab Koobideh (ternera con cebolla y alubias acompañada de tomate a la plancha y arroz iraní) y Kashk-o Bademjan (puré de berenjena con mezcla de especias y tomate acompañado de yogur seco, menta, nueces, cebolla y ajo). Un auténtico banquete.

2017-04-iran-Isfahan-comida-tradicional

Comida tradicional de Irán: Buena y Barata

La calidad de la comida fue excelente y el precio realmente barato (350.000 IRR entre los dos por los tres platos y una botella de Coca Cola). La chica era muy agradable y tierna y el señor un poco peculiar, pero pasamos un buen rato.

Intentaron convencernos para ir a visitar a un amigo, pero teníamos claro que no queríamos terminar el día sin visitar el Palacio Kakh-e Ali Qapu al que no habíamos podido ir ayer por falta de tiempo, así que decidieron acompañarnos y hacernos de guías por las diferentes estancias de uno de los mejores tesoros de Isfahan.

Palacio Kakh-e Ali Qapu: Un Balcón a la Perfección

Llegamos a la entrada del palacio a la vez que un grupo de chinos de, aproximadamente, un trillón de personas. Después de pagar la entrada (200.000 IRR, of course) decidimos esperar cinco minutos a que nos tomasen la delantera para poder hacer la visitar con algo de calma y sin estrés.

2017-04-iran-Isfahan-Kakh-e-Ali-Qapu-2

En una de las salas del palacio con nuestros acompañantes/guías

 

El palacio en sí parece haber sido construido como un capricho del Shah Abbas I para tener una residencia que sobresaliese del resto de palacios de la zona, así que decidió encargar este formidable edificio de seis plantas y casi 40 metros de alto para marcar la diferencia y sentirse como el Sauron de Isfahan.

2017-04-iran-Isfahan-Kakh-e-Ali-Qapu-1

Khakh-e Ali Qapu adornado con los “Khomeinis”

En una de las primeras estancias se produce un curioso efecto físico debido a la cúpula que adorna el techo. Si se dice algo en una de las esquinas, muy bajito y pegado a la pared, otra persona situada en la esquina opuesta (a unos 15 metros) lo oye con total nitidez. ¡Alucinante!

2017-04-iran-Isfahan-Kakh-e-Ali-Qapu-6

Los caminos de la geometría son inescrutables…

Poco a poco fuimos subiendo los diferentes pisos conectados por escaleras ideadas para gigantes (eso sí, perfectamente decoradas) hasta llegar a lo que parecía el punto más alto de palacio.

2017-04-iran-Isfahan-Kakh-e-Ali-Qapu-5.jpg

¡Menuda terraza! El Shah desde luego no era ningún tonto y tenía muy claro lo que quería. Las vistas de la plaza son inigualables, imposible mejorarlas, ya que la altura da una perspectiva de las dos mezquitas con sus cúpulas que no se consigue desde el suelo de la no-realeza.

2017-04-iran-Isfahan-Kakh-e-Ali-Qapu-3-vistas.jpeg

Vistas de Naqsh-e Jahan desde la terraza

Además de las magníficas columnas de madera, el techo de madera también está decorado de forma muy detallada y minuciosa, mostrando una vez más las interminables e inigualables ideas de los artistas y arquitectos de la época.

2017-04-iran-Isfahan-Kakh-e-Ali-Qapu-8

Techos y más techos…

Aquí nos encontramos con Íñigo, un chico de Euskadi que también coincidió con Noe en la espera del visado en el aeropuerto de Tehran. Tenía pensado continuar desde el palacio hasta la Masjed-e Jameh igual que nosotros, así que hicimos pandilla y seguimos juntos desde la terraza.

Una puerta en la otra punta lleva a unas escaleras que conducen al Salón de la Música. La decoración de este cuarto es obra, probablemente, de una mente retorcida y minuciosa, pero el resultado es en sí mismo una fantástica obra de arte.

2017-04-iran-Isfahan-Kakh-e-Ali-Qapu-7.jpeg

Se puede decir que esta última estancia es como una maqueta a gran escala, un intrincado trabajo de decoración en diferentes materiales que es considerado por muchos uno de los mejores ejemplos de arte Persa.

Masjed-e Jameh: Primero No y Después Sí

La mezquita más grande de Irán está relativamente alejada del fascinante complejo de Naqsh-e Jahan. Caminando son casi dos kilómetros por un intrincado laberinto de pasadizos de bazar y callejones que se parecen mucho a lo que la televisión nos enseña de Iraq o Afganistán.

2017-04-iran-isfahan-vida-local

Uno de tantos momentos con la gente local

Del bazar se sale a una bonita plaza que bien podría ser una réplica en miniatura de Naqsh-e Jahan y que está decorada en su extremo sur por la coqueta Ali Mosque.

Aquí unos niños salidos de la nada nos abordaron (sobre todo a Noe) y nos acompañaron durante todo el tiempo que pasamos en este formidable espacio abierto haciéndonos preguntas que no entendíamos y dándonos abrazos sin parar. ¡Cuánta ternura!

2017-04-iran-isfahan-mini-naqsh-e-jahan.jpeg

Llegamos a la mezquita con unas ganas locas de entrar pero no pudo ser… ¡También estaban encerrados rezando! Parece ser que es algo que hacen en estas fechas, durante tres días. Se encierran en la mezquita para rezar y comen y duermen dentro, no salen para nada. Al menos uno de los guardas con los que empecé a hablar me confirmó que mañana ya la volvían a abrir al público.

2017-04-iran-Isfahan-bazar

Los productos de los bazares tienen siempre pinta de primera calidad

Y debí caerle en gracia porque cuando ya nos estábamos marchando vino a por mí, me cogió de la mano y me llevó a presenciar uno de los momentos más impactantes y cargados de energía que he vivido. El patio principal estaba totalmente cubierto de alfombras con cientos de personas recitando el Corán siguiendo las instrucciones del Imán. El guarda me explicó que en total había en la mezquita 800 hombres y 1800 mujeres. ¡Todo un pueblo!

Después entramos al salón principal donde la situación era muy parecida a la del patio. Cientos de personas en el suelo demostrando su devoción total. ¡Hasta era difícil caminar sin pisar a alguno de estos pobres que llevaban 3 días casi sin ver la luz del sol!

Justo cuando volvimos al patio coincidió el momento del rezo principal y, de repente, toda la gente se postró en el suelo delante de nosotros. Totalmente imposible de describir, este tipo de experiencias son de las que se viven una sola vez en la vida por haber tenido la suerte de estar en el momento oportuno en el sitio adecuado. ¡Brutal!

Dejamos atrás la Masjed-e Jameh y decidimos volver mañana a las 10 para visitarla ya en su totalidad y sin impedimentos. Volvimos a Naqsh-e Jahan a unirnos a la costumbre local de pasar el rato en el césped socializando rodeados de tan impresionantes edificios.

2017-04-iran-Isfahan-naqsh-e-jahan-8.jpeg

Atardece en Naqsh-e Jahan

Pasamos un rato muy bueno entre risas y anécdotas de Irán y otros viajes mientras disfrutábamos de los cambios de luces de la plaza que iban acompañando a un bonito atardecer de un día nuevamente lleno de emociones y experiencias.

Mañana será nuestro último día completo en Isfahan y no me cabe la menor duda de que no nos va a dejar indiferentes. Sin duda esta espeluznante ciudad se está convirtiendo en una de mis favoritas del mundo mundial.

2017-04-iran-Isfahan-Masjed-e-Sheikh-Loftollah-nocturna

¡A ver con qué nos sorprendes mañana, Isfahan!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s